jueves, 5 de julio de 2007

PULPO DEL PEDRERO EN SU JUGO CON MOLLEJAS A LA SALVIA



Bajo una de las premisas básicas en mi cocina, que es el total respeto hacia el mejor producto y sobre todo el potenciar su sabor lo máximo posible. Cocemos el pulpo en su propio jugo sin agua y a fuego lento para que no pierda su sabor, y lo acompañamos a modo de guiso con su propio jugo. Armoniza el plato en concepto de guiso unas mollejas de lechazo, una gelatina ácida de pimiento verde para equilibrar el conjunto y aromatizado todo con un toque balsámico de salvia fresca picada.




2 comentarios:

Anónimo dijo...

Se sale, jamás habia probado un pulpo tan bueno. Un diez.

pedro martino dijo...

anónimo, el "secreto" esta en el producto y un poco en la técnica de cocción ya que evita que el jugo y aroma del pulpo se quede en el agua de cocción si lo prepararamos de una forma tradicional.